Acertar con las decisiones

La vida cambia, eso es indiscutible, unas veces para bien, otras para mal, unas veces nos va mejor, y otras peor, es una lotería en la que todos jugamos un número. En esta lotería todos esperamos ser agraciados con el premio gordo, riquezas, amor, buena fortuna, felicidad… estas cosas no todo el mundo las tiene juntas, todas a la vez. Otros somos agraciados solo con la salud, algunos con el amor… y así va pasando la vida.

Las grandes cosas se hacen cuando uno cree que la vida le está poniendo a prueba tus habilidades, cuando el numerito de la lotería nos lo tenemos que ganar porque nadie nos lo va a dar, es entonces cuando tomamos las decisiones que van a ser decisivas, las decisiones que van a marcar un antes y un después en nuestras vidas.
Las pruebas pueden estar en cualquier lugar, en cualquier situación, elegir un buen desguace en www.tudesguace.com, saber elegir el lugar en el que pasar las vacaciones,  comprar las mejores cosas, todo son pruebas, las elecciones son eso, loterías en las que o ganas o no ganas nada. Lo importante es saber cómo ganar o como perder.
Pasa entonces que te pones a pensar ¿Y si lo hubiera hecho de otro modo? ¿Habré tomado la decisión correcta?

No lo sabemos, no sabemos cómo habría sido si la opción hubiera sido otra, no sabemos cómo habría cambiado la situación si hubieras optado por el otro camino, y nunca lo sabremos. Para la mayoría de las cosas solo tenemos una oportunidad, de nosotros depende acertar con la decisión o no, de nosotros depende el resultado.

Tomar decisiones es complicado, no se toman a de repente ni  al ligera, son meditadas para que obtengamos de ellas los mejores resultados, no escatimamos en esfuerzos solo por que las decisiones que tomemos a la largo de nuestra vida sean las más acertadas tanto para nosotros como para os que nos acompañan. El verdadero placer de la vida, es ser consciente de que no te has equivocado, que has tomado las decisiones acertadas, que no has errado tus pasos y que las consecuencias de tus decisiones te aportan cosas buenas, para ti y para los tuyos, al fin al cabo la lotería si nos toca a todos en cierta medida, tenemos personas que nos quieren y que nos acompañan en la vida ¿Qué más se puede pedir?