Guardar para lo verdaderamente importante

Seguro que eres de esas personas a las que sus padres han inculcado desde pequeño la importancia de ahorrar por lo que pueda pasar, seguro que eres e esos que tiene en casa una hucha que ha renovado ya varias veces. Tener en casa un cerdito de barro o escayola nos lleva a tener que romperlo tarde o temprano, ya que en el momento menos pensado nos damos cuenta de que nos hace falta el dinero y que dentro del cerdito la verdad es que hace más bien poco. Cuando decidimos hacer una hucha lo debemos hacer con el convencimiento de que no se va abrir a no ser que se trate de una urgencia en la que no se tenga más remedio, porque yo la verdad es que se de gente que la ha abierto para ir a comer al Burger King y perdona, pero eso desde luego no es una urgencia. Una urgencia es tener que comprar un electrodoméstico que se ha roto, una urgencia es llamar al fontanero porque se nos sale el agua de la tubería incluso una urgencia es cambiar los neumáticos del coche que ya están muy desgastados.

Circular con ellos en mal estado nos puede llevar derechitos a dolores de cabeza muy malos, salir con ellos de viaje nos lleva a tener un accidente seguro, por eso si algo debemos tener claro es que disponer de una hucha para cambiar esas piezas que tienen fecha de caducidad no está tan mal pensado, sino que es una obligación acertada que nos llevará a estar por lo menos tranquilos. Pero claro, si nos ponen encima de la mesa el precio de unos neumáticos nuevos nos vamos para atrás de un salto, nos damos cuenta que no los podemos pagar y si lo que de verdad nos importa es viajar seguros no nos queda otra que buscar los neumaticos mas baratos de madrid ya que con un poco de idea cambiar los neumáticos será muy barato además de que nos sobrará para gastar en otra cosa o seguir guardando que seguro será lo mejor.

Suelen decir que quien guarda halla y la verdad es que llevan mucha razón, cuando nos esforzamos por guardar para lo verdaderamente importante nos damos cuenta que luego elegir no es tan complicado como parece, tan solo es cuestión de buscar siempre en el lugar adecuado.