Programacion de la centralita de un coche

Al fabricarse un automóvil una de las primeras cosas en tenerse en cuenta es la programación de la unidad de control. Esta es programada manteniendo un margen que será usado como base para las versiones que le sigan, pero con los mismos parámetros de motor, diferenciándose en los variados niveles de potencia, y es la centralita la que los determina.

Esa es la razón para que la centralita pueda ser reprogramada al modificar su software y así aumentar la potencia y lograr elevar más el par motor. Cuando se reprograma el módulo de control lo ideal es dirigirse a un centro de atención que sea de su confianza, y los valores sean ajustados equilibradamente. Ello permite una mayor eficiencia del sistema, si solo eleva la potencia es posible que surjan serias averías.

Antes de que la centralita sea reprogramada debe considerar varios factores, como la marca y el tipo de motor. Por ejemplo, si tiene un coche a gasolina y es atmosférico sin turbo, con la reprogramación su consumo no se reduciría, por el contrario, aumentaría. La mayoría de estos vehículos disponen de limitadores, y son ellos los que impedirían que las prestaciones mejoren.

Reprogramar o no

Cada cual tiene sus propias opiniones, si es un coche turbo diésel reprogramándolo se le puede sacar muy buen provecho; también, aunque un poco menos, en un motor turbo de gasolina y si es uno sin turbo definitivamente no debe hacerse. Otra preocupación para los que se debaten si modificar o no la centralita, es si es detectable la manipulación del módulo; y ello dependerá de si fue llevada a cabo o no, por un profesional capacitado.

Al hacerse en un lugar confiable con expertos sería indetectable, no obstante mostraría que se ha tenido acceso, pero se asume que fueron por otras razones como un diagnóstico del módulo. Este tipo de alteraciones no acarrea problemas con las inspecciones técnicas del automóvil, mientras no sean hechas con cualquiera que no esté debidamente capacitado.

Para que cualquier tipo de programa funcione como se espera debe ser utilizado o manipulado por alguien preparado. Sin embargo, hay avances tecnológicos que facilitan diferentes actividades y pueden ser maniobrados por alguien con cierta instrucción básica; un software gestion desguace es un claro ejemplo de ello.

Los beneficios para las empresas de ese sector son grandes, simplifican, agilizan y gestionan los detalles necesarios para un perfecto funcionamiento y provecho de los recursos que poseen. Definitivamente la tecnología ha llegado a todas partes.