Como recuperarse de una lesion de ligamento cruzado

La lesión del ligamento cruzado anterior, es una de las lesiones más comunes en deportes como el fútbol, y que amerita una buena recuperación. Esta debe estar acompañada siempre de sesiones de fisioterapia, y para ello: http://www.valdepenasfisiosalud.com/, será la mejor opción que tendrás en el mercado.

En todo caso, es indispensable tener en cuenta que, esta lesión necesitará de un descanso adecuado para que tengas una recuperación rápida. En este post, te tengo unos consejos que ayudarán a que la recuperación sea mucho más rápida, y puedas volver a tu vida normal de una forma fácil y rápida.

Tratamiento del ligamento cruzado

El tratamiento para la recuperación de esta lesión varía dependiendo de la intensidad de la misma. En todo caso, es necesario que sigas estos consejos básicos para tener un mejor rendimiento:

Reposo

Es indispensable que la articulación pueda descansar el tiempo que sea necesario, especialmente cuando la lesión ha recibido un tratamiento quirúrgico. En todo caso, debes limitar al máximo el peso que soportará la rodilla, y para ello debes evitar cualquier tipo de esfuerzo con la pierna que está lesionada.

Compresas de hielo

Es indispensable colocar hielo sobre la rodilla por lo menos cada dos horas, esto con la finalidad de que puedas disfrutar siempre de los mayores beneficios. En todo caso, se debe hacer por períodos de 20 minutos cada vez, y así lograrás reducir significativamente la hinchazón y la inflamación.

Compresión de la zona

Un vendaje elástico puede ser siempre tu mejor aliado, especialmente porque la compresión alrededor de la rodilla permitirá tener siempre los mayores beneficios. En todo caso, esto ayudará a estimular la circulación de sangre en todo momento.

Esto evitará que se acumule la sangre en la zona, y así podrás disfrutar de los mayorees beneficios en todo momento.

Elevacción de la pierna

Es de vital importancia que recuestes la rodilla apoyada sobre almohadas, siendo ideal que esta quede más elevada que el resto de tu cuerpo. Así, se estimulará la circulación y ayudará también a evitar la acumulación de sangre, así como la inflamación de la rodilla de una forma excesiva.

En todo caso, este tratamiento debe ir acompañado de un tratamiento de rehabilitación, el cual debe incluir sesiones de fisioterapia para tener mejores resultados. Así, la recuperación será mucho más rápida y efectiva, y podrás volver a utilizar la rodilla en muy poco tiempo, haciendo que el ligamento se pueda recuperar.