Consejos para que cuides el motor

En un coche es fundamental que el motor se encuentre en buen estado para que puedas garantizar el máximo rendimiento. Para conseguir todos los repuestos que necesitas, lo mejor es optar por visitar despiecesde, porque en este desguace encontrarás siempre los mejores recambios a los precios más ajustados.

Pero, debes tener claros algunos consejos para que puedas cuidar tu motor de una forma óptima, y así evitarás cualquier tipo de avería prematura. En este post, encontrarás algunos consejos que deberías comenzar a aplicar para conseguir el máximo rendimiento posible en tu vehículo.

¿Cómo puedes cuidar bien tu motor?

Para que puedas cuidar bien tu motor debes fijarte en algunos aspectos que resultarán fundamentales, dentro de los cuales están:

Mantén una buena lubricación

La lubricación en el motor dependerá de que el aceite esté en buen estado y que esté en un nivel óptimo. Por esto, el cambio de aceite debe hacerse entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros dependiendo del modelo y año de fabricación de tu vehículo.

También debes estar monitoreando constantemente el nivel de aceite cada 15 días, para asegurarte de que conseguirás la mejor lubricación. Asegúrate de evitar los niveles muy altos o muy bajos de aceite en tu motor porque así evitarás daños en el mismo.

Revisión de correas

Las correas en el motor son fundamentales, en especial porque permiten que se puedan mover todas las piezas del motor fácilmente. En todo caso, debes asegurarte de estar revisando las correas periódicamente incluso si no conoces la función que tiene cada una.

Asegúrate de que las correas no tengan ningún tipo de grietas o que estén a punto de romperse para conseguir un buen rendimiento. Recuerda que, si las correas se rompen en funcionamiento estas podrían causar averías graves al motor y dejarlo incluso totalmente inservible.

Cambio de los filtros

En el motor existen dos filtros que son fundamentales, los cuales son el de aceite y el de gasolina, los cuales deben estar en perfecto estado. Estos filtros atrapan partículas de sedimentos para que no lleguen al motor, y de esta forma podrás conseguir el máximo rendimiento posible.

En todo caso, debes asegurarte de que harás el cambio de los filtros una vez cada 12.000 kilómetros para garantizar su rendimiento. Unos filtros en mal estado podrían dejar pasar las partículas de sedimento al motor lo que causará daños al motor, y por consiguiente la vida útil del mismo se vería reducida significativamente.